Datos personales

Mi foto
Azkoitia, Gipuzkoa, Spain
poxpolo2003@yahoo.es

domingo, 5 de julio de 2015

Salió Cruz

Ya estoy de vuelta de Austria, tras un Ironman desastroso y unas vacaciones maravillosas.

Mucho trabajo, ilusión y sacrificios, para enfrentarme a mi 13º Ironman y que de poco han servido en esta ocasión. La distancia que me ha dado muchísimas satisfacciones, inolvidables momentos y recuerdos, pero que también, me ha mostrado la cara amarga del deporte, cuando las cosas se han torcido.

En mis últimas temporadas, vengo arrastrando problemas gastrointestinales, que convierten mis objetivos o pruebas, en una auténtica lotería, con lo que ello conlleva. El problema es que no terminó de encontrar el motivo, a pesar de experimentar con alimentos diferentes o intentando relajarme antes de las pruebas. No termino de saber, si el problema es debido a la alimentación o es phsicosomático.

Como titula la entrada, en esta ocasión la moneda cayó con una cruz y realmente sufrí como nunca para acabar la prueba, que si bien no era mi objetivo inicial (no entreno y me sacrifico como lo hago,  para finalizar "simplemente"), se convirtió en mi reto personal.

Antes de la prueba, pensaba realmente, que en esta ocasión volvería a competir como en mis mejores momentos, todo parecía ir rodado...viaje sin contratiempos y los días previos a la prueba, estando relativamente tranquilo y asimilando la alimentación prevista. Incluso el día de la carrera, tenía la sensación de estar más tranquilo que en anteriores ocasiones, hasta poco antes de dar el bocinazo de salida.

Nadando me sentí bien, incluso creo que iba nadando bien posicionado, hasta que tras pasar la mitad del recorrido y volviendo hacia boxes, me desorienté ligeramente por el sol que nos daba de frente y perdí el grupo en el que iba. No acostumbro a mirar el tiempo que hago en el segmento de natación, por lo que me quedé con las "buenas" sensaciones.

Fué subirme a la bici y enseguida noté que algo no marchaba como debía, porque me costaba mover los watios previstos, más de lo debido y siendo el inicio de la prueba. Comí y me hidraté como tenía previsto durante la primera hora e intenté evadirme de malos pensamientos, a pesar de ser consciente de que algo no marchaba bien. Una vez iniciada la segunda hora de ciclismo y cuando me dispuse a alimentarme nuevamente...supe que la carrera había terminado para mí. Mi estómago estaba ya completamente cerrado y a penas podía beber algo. Finalicé el segmento de bici con 40watios menos de media, para un segmento que hubiera sido conservador para mí.

Llegué a T2 medio mareado y como otras tantas veces, realicé el automatismo de cambiarme y salir a correr los 42km....los 42kms más largos que he corrido nunca! En el km3 y poco después de pasar al lado de Nerea, comencé a vomitar. Aún así, conseguí correr unos 15kms, pero a partir de ahí...no era capaz de dar 10zancadas sin vomitar. Todavía no entiendo como pude vomitar tantas veces. Estaba deshidratado, mareado y sin un gramo de fuerza. Veía a participantes y participantes que me adelantaban y no era capaz de seguirles, era intentarlo y las arcadas o vómitos, me obligaban a parar. Así durante kms y más kms...hasta que faltando 5km, se me acercó un Español llamado Andrés Russu, que debutaba en Ironman y que me animó a finalizar con él. Hizo de "veterano" y me animó y empujó hasta la meta. Es la meta de Ironman más amarga que he cruzado, pero he podido sumar otro.

Sé que puse en riesgo mi salud y que lo más sensato hubiese sido una retirada y en esta ocasión, supongo que la única razón para terminar, fué que si tengo que volver a intentar otro IM...no sea el nº13, como era este y evitar supersticiones. Tan sencillo como esto.

Lo he pasado realmente mal en este Ironman, tengo un disgusto importante por el resultado e intentaré reflexionar a partir de mañana, de qué y como hacerlo, a partir de ahora. La semana posterior al IM, la hemos pasado de vacaciones en Austria y me obligué a mí mismo a no darle vueltas a la prueba, para no estropear las vacaciones a Nerea, que bastante mal lo pasó viéndome en carrera. Este ha sido el bagaje positivo de nuestro viaje a Austria, que hemos conseguido disfrutar de unas vacaciones y un país precioso.
Un gnomo que encontré de turismo, cantando o...con problemas estomacales como yo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada