Datos personales

Mi foto
Azkoitia, Gipuzkoa, Spain
poxpolo2003@yahoo.es

martes, 20 de mayo de 2014

Triste y Decepcionado

Una nueva temporada más preparando un objetivo, concretamente el IM de Lanzarote, volviendo a esa isla que me ha dado y quitado,  con toda la ilusión del mundo y el mismo sacrificio de siempre. Disfrutando el camino, aunque menos que en temporadas anteriores, por distintos motivos…seguramente el más importante de ellos, la presión que me he ido auto imponiendo a mí mismo, que ha ido creciendo estos últimos años y surgido con la mejora de mi rendimiento y marcas.

Soy consciente del problema, pero no acierto a evitarlo e influye muy negativamente en mi rendimiento y disfrute de este bonito deporte. Me siento muchas veces con la obligación continua de demostrar mi valía a la gente, cuando no debería preocuparme de ello y seguir disfrutando de lo que hago, como lo hacía en mis primeros Ironman.

Tras esta pequeña reflexión y centrándome en lo que al Ironman de Lanzarote se refiere, mi problema fue claro y tempranero, cuando la prueba solo acababa de “comenzar”.  Tras una natación aceptable y cercana a mi objetivo inicial, salía de boxes con una buena transición y el ánimo por las nubes. Preveía un buen día y me sentía fuerte…comenzaba con buenas piernas el segmento de ciclismo y pasando a mucha gente en pocos kms, siempre ceñido al planning de watios previsto y manteniendo un buen ritmo…comía también lo previsto y llegó el momento fatídico, aproximadamente en el km40 de bici, cuando ingerí el gel que me tocaba y automáticamente lo vomité…de ahí en adelante, un calvario!! Mi cuerpo no me permitía ingerir nada de sólido y apenas podía beber  entre arcadas, agua, hidrato o coca cola que cogí en algún avituallamiento. Nuevamente problemas con la alimentación, sí…pero no entraré en más detalles, en esta crónica y trataré de buscar el porqué. Está claro que cuando asimilo las tomas alimentarias previas al Ironman y los avituallamientos previstos en la prueba, marcho como un avión, cuando no…

Era muy consciente de que el Ironman había acabado para mí, de un plumazo se borraba cualquier previsión de tiempo o sueños en mi cabeza, porque me iría desvaneciendo con el paso de los kms.
Pensé en tirar la toalla, ya en la bici y en cuanto viese a Nerea con el coche durante el recorrido, pero no se dio el caso y llegué como pude a boxes. Una vez en la carpa y tras dejar la bici, quizá por el automatismo habitual de realizar los cambios pertinentes y salir a correr…seguí sin pensarlo mucho y me puse con la maratón. Incluso hice 20kms a un ritmo aceptable, aún haciéndolos entre arcadas….pero estaba completamente vacío y no daba más de sí, me seguía pasando por la cabeza la retirada, pero por respeto a Nerea y la ilusión que siempre me transmite, traté de “compensarla” de alguna manera….entre la agonía de las arcadas, la sensación de vacío total y las lágrimas de la impotencia, conseguí ser Finisher por 11ª vez.

Tras una prueba de estas características, acabo siempre “roto” físicamente y por desgracia en esta ocasión, me duele más mi interior que el exterior. Mucho sacrificio, muchos kms, muchos malos ratos, privarse de muchos gustos….sí, porque quiero! Pero buscando una recompensa, que en esta ocasión no ha llegado.

Es cierto que estoy bien acostumbrado y que de estos 11 Ironman, solo he visto 2 veces la cara amarga o dura del deporte y especialmente, en esta ocasión….pero me duele!


Momentos y días de reflexión.

lunes, 12 de mayo de 2014

Llegó el Momento

Después de mucho tiempo sin ponerme a escribir en mi rinconcito, me tomo unos minutos para ello, para plasmar lo que han sido estas últimas semanas y como afronto un nuevo intento de Ironman Finisher.

Esta temporada ha sido un tanto diferente al resto, comencé con la preparación más tarde que nunca, dudaba de cual sería mi objetivo y además, tuve un cambio laboral, que ha cambiado mi rutina habituál, con lo que me ha influído bastante y lejos de ayudarme, me ha perjudicado.

Llego con los deberes hechos y habiendo entrenado lo previsto...si no, tengo claro que no me presentaría en la línea de salida de Puerto del Carmen el próximo sábado, pero me falta confianza en mí mismo y mis posibilidades, quizá más que nunca.

Los datos, kms, series...me dicen que estoy bien, pero mis sensaciones no son buenas y no ayudan a que mis pensamientos sean positivos.

La natación, volverá a ser una incertidumbre para mí...a pesar de que entreno y lucho por mejorar cada temporada, no termino de llegar a una competición con la seguridad que necesito en un tiempo "concreto".

En bici, las series realizadas y entrenos duros clave, dicen que estoy bien, que no estoy peor que el año pasado e incluso, que pudiera estar mejor.

Corriendo y habiendo sido mi punto fuerte todas estas temporadas, pues es donde más flojo me veo y a pesar de que también me han salido los entrenos previstos. No voy suelto o tan fácil como años anteriores, quizá sea por ello...

Este año ha sido el que menos he competido, desde que me metí en este circo del triatlón, solo cuento dos competiciones, siendo éstas la Media-Maratón de Azkoitia Azpeitia y el 1/2 IM de Sevilla.

En la primera de estas competiciones, me quedó buen sabor de boca, a pesar de los problemas de estómago, ya que tras 3h de bici, pude correr fácil y bien, por lo que me motivaba aquél resultado.

En la segunda y última competición, el resultado no fué tan bueno, o cómo esperaba, por lo que mi motivación quedó bastante tocada...

Me exigí durante los 10 días de Semana Santa/Semana de Pascua, aprovechando los días festivos de los que gozaba y pude completar buenos números en las tres disciplinas...pero sigo sin haber logrado esa confianza.

Ahora sí, ya está todo el pescado vendido y espero disfrutar de la Isla mágica, tanto en el IM, como en los días previos y posteriores, junto a Nerea como siempre, a mi lado en los buenos y malos momentos. Ójala pudiera brindarle un buen resultado, especiálmente este año, que lo está pasando mal por su larga lesión.

No voy a ser hipócrita y escribir que solo me vale con ser Finisher (¡que no es poco!!), por que no es lo que siento y me gustaría hacerlo muy bien y mejorar mis anteriores marcas allí.

Sin duda, trataré de exprimirme al máximo y dar lo mejor de mí...veremos si tengo un poquito de suerte.