Datos personales

Mi foto
Azkoitia, Gipuzkoa, Spain
poxpolo2003@yahoo.es

martes, 30 de julio de 2013

Un gran Día

Llevaba ya sin ponerme a escribir en el blog varias semanas y en esta ocasión, no por andar super liado o falta de tiempo, no...era porque no quería dar la impresión de estar "llorando" con las malas sensaciones y cansancio que arrastraba, además del miedo que comenzaba a invadirme, como cada vez que se acerca una competición. Preferí guardármelo.

Llegó la fecha que me planteé hace cosa de un mes y tras competir en Zarauz. Me hacía ilusión volverme a poner en línea de salida de un Ironman y más, corriendo en "casa". He entrenado bien estas semanas, completando los entrenos previstos, ritmos, vatios, kms...y sin un solo dolor, pero debido a lo precipitado de la decisión, he metido con calzador las tiradas largas que me propuso mi entrenador y quizá por ello, ha hecho que llegará a la última semana y media con sensaciones raras y cansado.

En esta ocasión pondría a prueba nuevamente los pequeños cambios que hice en mi alimentación, en días previos y competición. He confirmado que al igual que en Zarauz, ha funcionado.

Tengo que decir que, a pesar del miedo habituál en mí para estas ocasiones, he estado raramente tranquilo a medida que se aproximaba el día D. Nos acercamos el día previo al check-in de material y seguía relativamente tranquilo, aunque con la lógica incertidumbre o tensión ya, de si mi cuerpo respondería bien en competición.

Llegados al día D, temperatura perfecta en el ambiente y para la competición, además de un marco incomparable en el pantano, plagado de triatletas, acompañantes, y público. La verdad es que apenas pude disfrutarlo, porque en esos minutos previos estaba evadido e hiper concentrado, me sentía en otro lugar.

Salida limpia de la natación, quizá porque me coloqué muy escorado a la izquierda, atendiendo a los consejos de un perfecto conocedor de la zona, como es Diego Calderón. Seguramente me obligaría a nadar más metros y no poder aprovechar los pies del grupo, pero la "tranquilidad" que gané evitando el mogollón y los golpes pertinentes, suplió lo primero. Creo que nadé bastante bien, aunque solo me sentí dándolo todo y sufriendo durante los primeros 1000m aproximádamente, después me limitaba a mantener un ritmo cómodo, quizá porque comencé a agobiarme con la rutina...hasta las gafas y el gorro me molestaban, me presionaban y daban dolor de cabeza. Sinónimo de agobio...

Foto cortesía de Aitor Ruíz de Zárate
Por fin fuera del agua y a por la bici. Ya ciclando, compruebo que todo está OK y me siento bien. Como nado sin reloj, siempre tengo la (mala o buena) costumbre de preguntar a los primeros triatletas a los que adelanto, qué tiempo han empleado en la natación, para hacerme una idea de cuanto he necesitado yo...total que, me comentan un par de ellos que 1h05´aprox. y...primer disgusto del día! Tenía como objetivo nadar en 1h, que es para lo que me curro muuuuuchos metros nadando y fué una pequeña decepción, la verdad. (Al finalizar la prueba, me enteré que mi tiempo fué de 1h03´59", peeeero...muchos triatletas con los que comentaba la carrera, decían que nadamos 4020m, según sus GPS. Pues eso...un pequeño consuelo)

Primeros kms sobre la bici y voy bien, alimentándome y ciclando sobre los vatios previstos. Sabía del terreno que me encontraría, porque me acerqué ha comprobarlo 3 semanas antes y tenía claro que era muy pestoso, con contínuos sube y baja. Lo que no me esperaba fué que, llegando a Salvatierra, abriesen toooodas las ventanas de la zona...buff! vaya vendabal y así hasta Vitoria. Ya no sabía de donde me pegaba el viento, pero lo que tengo claro es, que de culo no lo hacía! 28kms aproximados en cada una de las 3 vueltas, que hicieron el segmento de bici durísimo para mí. Iba desde la primera vuelta rayado con el tema y tenía claro que los tiempos/cálculos que cada uno de nosotros nos hacemos antes de cada competición, no saldrían y el día sería laaaaargo. Segunda decepción del día y...última!! je je je a partir de aquí, todo fueron alegrías, a pesar de lo mucho que sufrí.

En la segunda vuelta en bici, comencé a adelantar a triatletas que competían en élite y sabiendo que tomaron las salida 10´antes que nosotros, pensé que a pesar de ir tan rayado con el viento y demás, no debía de ir tan mal, si había recortado tanto tiempo en 60kms. Seguí adelantando a algún élite más en la segunda vuelta e incluso llevé a uno de ellos detrás hasta casi el final del segmento (creo que fué a la distancia legal los 120kms, pero alguna de las muchas veces que miré para atrás, le ví más cerca de lo que quisiera y me desconcentraba). Tuve un susto hacia el km170, en el que tomé mi último gel previsto y tal como lo tragué, volvió a salir...lo vomité. Mis alarmas se encendieron, pensando que pudiera volver a tener problemas digestivos, pero quedó solo en eso. Al final de la bici y entrando en Vitoria, pasé ya a otros 5 élites más aprox. y me vine arriba, la verdad. Sumado ello al gentío que animaba en las calles (al igual que en los pasos del pantano de Landa), hizo que apretará más si cabe los últimos kms.

Transición rápida y a por la maratón!!! Espectacular la salida de boxes dirección a la plaza de la Virgen Blanca a reventar, además con mi gente y conocidos que se acercaron a ver la prueba. Vaya subidón!!! y eso que me había bajado fundido del duro segmento ciclista. 

Iba corriendo con sensaciones malas y no sabía si era porque me había pasado en bici (no debiera ser, porque mantuve los vatios previstos) o porque iba demasiado rápido. ¿Porqué no sabía si iba demasiado rápido? porque el puñetero reloj, no le daba la gana de localizar el satélite y así durante 8kms aprox.!! Una vez localizado el  satélite, veo que comienza a marcarme ritmo entre 3´45"/4´km y dentro de lo que iba sufriendo, me sale una sonrisilla pensando "je je je je así que llevaba yo malas sensaciones...si voy a petar en 10kms!!". Total que terminando mi primera vuelta y tras haber adelantado a varios triatletas más, alcanzo al 2º y 3º clasificado (que me llevaban una vuelta de diferencia) y me pongo a tirar. Enseguida el 3º se queda y me sigue detrás Alejandro Santamaría durante unos 6kms y ahí el ritmo creo que era entorno a 4´/4´10" el km y voy bien, no excesivamente forzado. Hacia el km20 me toca hacer un primer pis-stop y Santamaría marcha solo unos metros. Lo vuelvo a pillar y cuando lo hago, tengo que volveeeer a pararme a lo mismo. Otra vez la misma jugada, pero ahora ya, cuando lo pillo me marcho yo solo.

Última vuelta ya y mi ritmo decrece entorno a 4´30", pero a sabiendas que voy dirección a meta ya y donde me esperan conocidos, familiares y amigos, con los que pierdo algunos segundos en chocarles la mano, agradeciendo todo el apoyo y disfrutando emocionado del momento.

Ha sido mi MMP en Ironman, con 9h27´39", siendo el 13º de la clasificación general y vencedor de mi grupo de edad 30/34 . (Además, también ha sido mi MMP en maratón, con 3h03´45"). Estoy tremendamente contento porque competí bien, como tantas veces pedía la temporada pasada, mientras me encontraba lesionado. ¿Que hubo factores de carrera (como el viento) que no ayudaron a mejorar más aún, mi tiempo final?? pues sí, pero es eso, un factor de la carrera y es para todos igual. ¿Que habiendo tomado la salida con los élite, hubiese podido mejorar puesto y tiempo?? pues también, porque al darse salidas separadas, la competición se desvirtúa y pierdes todas las referencias. Como ejemplo, el 9ºclasificado entró con una diferencia de 2´y el inmediatamente delante clasificado en posición 12º, me sacó 11" simplemente.

Así termino mi crónica de un gran día en el Ironman de Vitoria, más extensa de lo habituál, pero creo que esta vez lo merece. Agradecer enormemente, el apoyo de mi familia, amigos, conocidos y colaboradores (Specialized, Compressport, Jazki, Best, Ecológica de Menorca, Ciclos Maestre). Espero que lo disfrutáseis tanto como yo.

Foto cortesía de Félix Sánchez Arrazola

viernes, 12 de julio de 2013

Terminando con la Carga

Pues si no me equivoco, con ésta semana finiquitaré las tiradas largas que he podido acumular desde que tomé la decisión de participar en el IM de Vitoria. Han sido 4 semanas laaaaaaargas, pero que he podido cumplir satisfactoriamente. Seguramente y por haber sumado todas las tiradas largas en poco tiempo, o haberlo hecho de diferente forma a lo habituál, me ha provocado más cansancio. Pero bueno, para eso comenzaré con la descarga a partir del lunes y ya la última semana, me la tomaré con el máximo relax posible.

Si el sábado pasado, batí mi record de tiempo sobre la bici y de kms sumados, ésta semana he igualado la tirada más larga que había hecho nunca a pié, con 30kms bajo un importante calor que, por otro lado, me vendrá bien para aclimatarme a lo que muy probablemente nos esperará en Vitoria. Menos mal que tuve de botillero a mi amigo Aitor e hizo que sobre llevase mejor el calor.

Mañana día largo también, pero no de entreno. Saldré a completar mi sesión de carrera a pié temprano, de 12kms "alegres" y después a Plentzia, donde me toca ayudar en la organización del 10º Acuatlón de la localidad, que cada año organiza mi equipo, el Euskoman T.T.

Para terminar la semana, 4h30´de bici con 2h rapidillas, en lo que será creo, mi último entreno largo antes de Vitoria.

lunes, 8 de julio de 2013

Rutina y Alegrías

Llevo ya varios días sin ponerme a escribir en el blog, días en los que según tenía previsto, estoy completando laaaaargos entrenamientos. Contento, satisfecho y cansado. Son seguramente las mejores definiciones que puedo escribir. Hacía mucho tiempo que no me ponía a entrenar de ésta forma, por la lesión del año pasado y las precauciones que he tomado en ésta, pero ahora todo vuelve a la normalidad.

Me ha costado lo suyo darle la vuelta a las malas sensaciones y cansancio que he arrastrado tras competir en Zarauz, pero parece que ya la semana pasada, volví a recuperar sensaciones y...menos mal! porque he cumplido record de horas en bici el fin de semana pasado y con las sensaciones y cansancio al que me refería, creo que me hubiese sido imposible.
Otra semana más de largas sesiones y creo que a partir de la próxima, comenzaré a bajar el pistón, con objeto de llegar lo más descansado posible al IM de Vitoria. Tengo ganas y a la vez, las mariposas comienzan a aparecer en mi estómago...creo que se le llama ¿miedo?? je je je je je

No lo diré muy alto, pero parece que el verano ha hecho acto de pesencia y parece que se quedará con nosotros. ¡Un placer disfrutar sobre las dos ruedas del calorcito!! e incluso corriendo a pié, que aún con calor, se agradece disfrutar del sol.

Para ir terminando con la entrada, agradecer desde estas líneas a Raka Maratón y en especial a los 4 o 5 integrantes del club que más se implican en llevar todos los temas del club de atletismo, lo más rodado posible, el esfuerzo que hacen y la paciencia que tienen. Como todos los años, tratan de juntar unos "pocos" €uros y hacer un regalo a los integrantes del club...este año ha tocado una magnífica equipación. Mila Esker!!

El alegrón del fin de semana me lo he llevado con Nerea, que se ha proclamado Campeona de Euskadi de Triatlón de Media Distancia y con 2 amigos que me hicieron sentirme orgulloso también, como fueron Javier Miguel Benedited, también proclamado Campeón de Euskadi de la misma modalidad y mi compañero de equipo Aitor Arregi, que hizo un más que meritorio 10º puesto. ¡Zorionak a los 3 una vez más!!