Datos personales

Mi foto
Azkoitia, Gipuzkoa, Spain
poxpolo2003@yahoo.es

miércoles, 11 de julio de 2012

Después de la tempestad, llegó la calma.

Vuelta a casa y vuelta a la rutina, después de una semana por tierras germanas. El IM de Frankfurt ha sido la cuarta prueba que corría en Alemania desde que practico triatlón. Como sabéis los que seguís éste blog, era el objetivo con el que iniciaba la temporada y que tras torcerse mucho ésta, ha terminado dejándome un buen sabor de boca.

Llegaba a Frankfurt con el deseo de finalizar mi temporada y acabar sobre todo, con la agonía que me ha acompañado éstos más de 2 meses por la lesión. El objetivo más que nunca, era acabar y conseguir ser nuevamente Finisher, olvidándome de tiempos, puestos y demás, pero la cosa pintaba muy difícil.

Solo una semana antes de viajar a Frankfurt, no solo tenía dolor en la lesión a la hora de intentar correr, sinó que incluso cojeaba caminando y eso hacía ya que bajase los brazos casi definitivamente, planteándome incluso no tomar la salida y no viajar, para no pasarlo peor.

La semana previa al IM volví a pasar por el fisio según lo previsto y me infiltraron por última vez la tarde anterior a volar. Ésta tercera infiltración ha sido la que más me ha dolido de todas, pero creo que también ha sido la que más efecto hizo!

Ya en Frankfurt, la intención era trotar 10´ el mismo día en que llegábamos, para probarme un poco y desperezarme a su vez. Dicho y hecho... salí y la cosa parecía marchar, por lo que me animé a hacer 20´y de vuelta a nuestro apartamento... voy y me pierdo!!! con lo que, ya que estaba disfrazado, seguí trotando, trotando, hasta encontrar el lugar. Total que 50´! en fin... contento porque no me había molestado prácticamente.

Comenzar ya el primer día de esa forma, hizo seguro que las vacaciones se iniciaran de otra forma, lo que ayudado por el buen ambiente que hemos vivido Nerea y yo, junto a Javi, Ander, Paki y Olaia, ha hecho que los días previos estuviese más tranquilo que nunca. Tenía asumido que no podría cumplir con el tiempo que me marqué como objetivo a principio de temporada, por lo que no tenía esa presión sin sentido que me suele acompañar y lo que sí tenía era miedo, mucho miedo del dolor que tendría en carrera e incertidumbre por si éste me dejaría finalizar.

Tras los días previos, cumpliendo trámites de recogida de dorsales, briefing y ... compras varias en la expo del IM (je je je), llegó el día D.

Ironman Frankfurt 2012. 

El día amaneció más temprano aún que lo que habituálmente suele ser, ya que en ésta ocasión tenía la suerte de poder salir en la primera salida, habiendo presentado a la organización meses antes mi curriculum deportivo, lo que me permitió estar junto a los pro y hasta 350 triatletas más. 

A las 6.45h se dió la salida en un agua perfecta de temperatura para la natación con neopreno. Sé que éste año he dado un pasito más en mi natación, entrenando duro para ello y sin duda, por la ayuda que me ha prestado Maider. Lástima que con la lesión que me ha imposibilitado correr, tampoco me ha permitido seguir entrenando intensamente la natación y desde semana santa, las series rápidas en el agua bajaron muy mucho y los metros completados, fueron más de técnica y nado contínuo. Aún y todo me quedé satisfecho con mi segmento de natación, ya que me ví muy bien colocado en la primera de dos vueltas que se dieron y decidí relajarme en la segunda, al notar mi lesión resintiéndose. Salí del agua con la sensación de no haberme exprimido y de no haber gastado energías.

Ya sobre la Specialized Shiv, las sensaciones eran buenas, pero lo mejor en ésta ocasión fué que en mi estado de tranquilidad, el problema que otras veces he tenido a la hora de comer o asimilar lo que como, parecía que no sucedería y así fué. Pude comer todo lo previsto y ésto seguro, ayudó al resultado final. Al igual que cuando debuté en Roth, desde que nadábamos en el lago, ya me esperaba que nos cayera algún chaparrón, porque entre brazada y brazada, podía ver que el cielo estaba cada vez más negro. ¿Chaparrón??? joder.... desde el km 15 del segmento ciclista, no paró de diluviar, con granizo en algunos momentos y mucho viento, sobre todo al final de los 180kms. Fuí bien en bici, controlando los watios previstos y muy cómodo acoplado durante tantos kilómetros, pero tras tener un pequeño susto en el famoso tramo de adoquines y ver a 4 ciclistas "marcados" por haberse caído, ciclé acobardado como nunca, frenando en casi todas las curvas, lo que acompañado de las condiciones meteorológicas que cito, me hizo perder valiosos minutos... pero bueno, el objetivo seguía siendo llegar sano y salvo a la incierta maratón.

Llegó la maratón, se iluminó el cielo y el viento desapareció... ¿quizá un presagio del desenlace que me esperaba? Rápida transición y ... a correr! SÍ, a correr! porque ya casi no me acordaba de lo que era. Después de los casi 182km de bici bajo el diluvio universal, mis sensaciones corriendo no eran malas y la lesión no me dolía. Era por lo que rezaba éstos meses, que el dolor no apareciese desde los primeros kms... Arranqué con un muy buen ritmo, para los pocos kms que he podido completar éstos 2 últimos meses (exáctamente 82kms) e incluso iba frenándome pensando en lo mucho que todavía me esperaba. Completé la primera de cuatro vueltas, con una enorme sonrisa y atacaba la segunda entre los ánimos de Nerea, Olaia y Paki que se desvivían animando. Otra segunda vuelta muy buena y entonces sí, supe que volvería a ser Finisher!!!

Supe que lo volvería a conseguir, a pesar que ya apunto de finalizar la segunda vuelta, las molestias comenzaron a aparecer y lo más importante, mi "gasolina" se acabó lógicamente. Está claro que con algo más de 80kms en 2meses y medio corriendo a pié, no se puede pretender correr una maratón con garantías o al ritmo que yo sé y puedo correr. Sabía que finalizaría el Ironman de una u otra forma, porque no es lo mismo hacer 20km con molestia, dolor, trotando, corriendo despacio o andando... que hacer 42km de dolor!

Las molestias que comenzaron a aparecer sobre el km20, no fueron a mucho más y
duraron aproximádamente 6kms, quizá porque el ritmo que llevé inicialmente, también tuve que bajarlo por falta de fuerzas, más que de dolor, por lo que mi camino hasta la meta, fué por lo de siempre.... por cabezonería!! ¿Sufrir? pues sí, sin duda que me costó lo suyo completar las últimas 2 vueltas, por la falta de fuerzs y entreno y por el viento que volvió acompañarme hasta meta, pero muchísimo más he sufrido éstos meses con la lesión, por el dolor y la impotencia de no curarme y hacer lo que quería.

Durante los últimos 4kms debieron de pasarme unos 10 triatletas que había dejado antes atrás y mi sonrisa era de oreja a oreja porque sabía que mi octavo Ironman estaba ya en el bolsillo, el último km ya, la sonrisa se convirtió en un nudo en la garganta, que pasó a un largo desahogo durante mi entrada en meta, recordando éstos durísimos meses para mí y para Nerea.

Quedo en paz conmigo mismo y seguro que ahora, me tomaré de otra forma y con otra ilusión mi recuperación.

Gracias ha Specialized, Compressport, Best, Jazki Jantzidenda y Ecológica de Menorca por la ayuda que me prestan ésta temporada 2012 y gracias a todos los que me habéis empujado y apoyado durante éstos duros meses, me acordé de todos durante muchos momentos del IM.

Para terminar con ésta entrada, dejar de alguna manera mi mensaje de ánimo para Javier Miguel y Ander Lazkano, que por diferentes problemas, no pudieron ser Finisher el domingo pasado.

Javi es ya una realidad en ésto del tri (por mucho que en medios especializados lo estén dando como revelación y demás... más vale que se informaran un poquito de su trayectoria como ciclista, en la que se peleaba de tú a tú y compartía podiums con ciclistas que corren a día de hoy en el Tour.) y prácticamente está a la altura de los últimos campeones de España en Larga Distancia, el domingo su apuesta era arriesgada y ésta vez le tocó la cruz, pero... los buenos también fallan! Nueva oportunidad para resarcirse tendrá en el Cpto de España de Larga Distancia que se celebrará en Calella el mes de octubre y sé que dará guerra.

Ander debutaba en IM y los nervios seguro, le jugaron una mala pasada. Me fastidia porque sé la dedicación y dureza que supone preparar una carrera de éste tipo, para después no verse recompensado. Llegará pronto su momento y dará que hablar, porque tiene muchísima calidad en los tres segmentos.






8 comentarios:

  1. ENHORABUENA CRACK!! El sufrimiento tanto físico como mental de estos más de 2 meses, tuvieron su recompensa con esa nueva medalla de FINISHER!! Quién lo iba a decir cuando el martes anterior apenas pudiste trotar 4kms y con una angustia que aumentaba con cada paso que dabas y se veía reflejada en tu cara .... descansa, recupérate al 100% y no te pongas plazos para volver... cuando vuelvas lo haras con el doble de ilusión y ganas!!
    P.D.: la crónica de 10!!!

    ResponderEliminar
  2. zORIONAK
    Ahora a descansar y curarte!

    ResponderEliminar
  3. Zorionak Ruben!! Asko gustatu zait zure kronika, oso ondo etorriko zaizkit nire eguna iristen denerako!!
    Zorionak berriz ere, eta orain ongi ongi errekuperatu!!!

    ResponderEliminar
  4. Oliver. Tú sabes bien lo que he pasado éstos 2m y medio y sabes cómo estaba solo días antes de la carrera... Gracias por tu apoyo incondicional y preocuparte como lo haces.

    Albertito. Muchas gracias.

    Joxeba. Hi baino suerte gehixo eduki nian, sentitzen diat heurea. Mila ezker!!

    Gorka. Zure eguna laister da, seguru ondo egingo dezula, baino ez ahaztu disfrutatzeaz, Ironmanak ez direla egiten ain zarritan, zeuk beste karrerak egiten dituzun moduan je je je

    ResponderEliminar
  5. Zorionak Ruben, carreron! ahora a disfrutar del verano, playita, no hacer nada... 6 meses pasan rápido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskerrikasko Jon!

      Espero que no tenga que estar parado 5 o 6 meses, sinó me voy a poner como una bola!! je je je

      El 14 de agosto paso revisión con el médico y confío que me deje empezar a nadar por lo menos...

      Disfruta de Embrun! (qué envidia...)

      Eliminar