Datos personales

Mi foto
Azkoitia, Gipuzkoa, Spain
poxpolo2003@yahoo.es

domingo, 11 de marzo de 2012

A desperezarse.


Después de 2 meses de buen entrenamiento, intentando consolidar una buena base en las tres disciplinas y por otra parte, cumpliendo con mi primer objetivo de ésta temporada, que no era otro que curarme de mi lesión de isquio, comienzo poco a poco a desperezarme con algunas de las muchas pruebas que se celebran en Euskadi por éstas fechas, ya sea en forma de crosses de asfalto, o como ayer, tomando parte en el duro y a la vez bonito Duatlón de Oñati.

Si he de ser sincero, mi mayor preocupación en el día de ayer era no quedarme con mal sabor de boca, para poder continuar entrenando con la mayor motivación posible. Me presenté en línea de salida consciente de que he comenzado a entrenar ésta temporada 2 meses más tarde que en las anteriores y que por otra parte, no he hecho todavía series rápidas a pié, por lo que no contaba con estar competitivo o en mis ritmos habituales.

Una vez en carrera, la intención era clara, correr rápido e intentar quitarme las telarañas... comencé un tanto "cauto", ya que si te contagias del ritmo que la gente imprime a sus primeros 2 o 3 kilómetros, lo más probable en mi estado de forma actuál, es una petada en toda regla. A medida que fuímos sumando kilómetros y me ví ya en carrera, intenté poner un ritmo de crucero fuerte, intentando guardar fuerzas para la bici.


Completé un digno primer segmento de carrera a pié, para subirme después a la bici y aguantar bien en el grupo hasta que la carretera comenzó a empinarse, ahí ya, me dí cuenta de que todavía queda muuuuuuucho trabajo por hacer, no marchaba, no encontraba el pedaléo ideál y la impotencia fué importante.... a partir del duro puerto de Deskarga, es cuando comencé a encontrarme algo mejor, aunque era quizá tarde, por haber perdido el grupo bueno.

La mayor satisfacción de ayer, fué poder terminar entero el último segmento a pié, que sin ser mi mejor ritmo, sí que podía haberlo mantenido durante otro 5.000m más.

Lo peor de ayer, fué terminar con ambas plantas de los piés quemadas, con unas ampollas de impresión, que además de la lógica molestia corriendo, no me dejaban siquiera pedalear en condiciones. Trataré de pasarme por el podólogo ésta semana...


En resumen, a pesar de no estar rápido todavía, éste tipo de pruebas son las que te dan esa chispa que busco y espero poder recuperar pronto, así que, trataré de seguir entrenando como hasta ahora y cruzando los dedos para que la maquinaria aguante...

¡Seguimos!!

1 comentario:

  1. El próximo día, corre con zapatillas y no te pasará eso... a quien se le ocurre correr descalzo!!
    Tu objetivo no es "disputar" estos DUs, así que está fenomenal!
    Por cierto, preciosa tu nueva montura...

    ResponderEliminar