Datos personales

Mi foto
Azkoitia, Gipuzkoa, Spain
poxpolo2003@yahoo.es

jueves, 27 de octubre de 2011

Pasión por La Libertad

Eso es lo que reza el eslogan del cartelón de 7m de altura y 3 de ancho, que adornará una tienda de ciclismo de Tenerife.  ¡Tiene que ser un puntazo verse en un cartelón más grande que tú!!! je je je je


Éste cartelón, es fruto de la sesión fotográfica que llevé a cabo allá por el mes de julio, junto a los chicos de Bostnan y que se realizaba con motivo del nuevo catálogo de Orbea para 2012.


Apurando ya mis últimos días de descanso y buscando la ilusión y motivación, para arrancar con una nueva temporada, me ha hecho una gran ilusión el mail que me enviaba hoy Iraitz Otermin.


Leer el eslogan de ese cartelón, te hace cuanto menos pensar en el "significado" de sus palabras y pensando en ellas, porqué no, darme cuenta de que es uno de los motivos por el que particularmente y hasta ahora, el triatlón me haya absorvido tanto.... sentirse libre, desconectar de todo, quemar adrenalina... sinó, difícilmente podría llevar a cabo muchos entrenamientos que he tenido, bajo la intensa lluvia, bajo el frío invernal, bajo el sol abrasador...


¡Nos vemos pronto en la carretera!

martes, 18 de octubre de 2011

Vuelta a casa.

Hogar, dulce hogar... después de otro larguíiiisimo viaje, se acabaron mis vacaciones y con ellas, mi periplo por tierras americanas.


Mil recuerdos, mil vivencias e impresionado con todo lo vivido éstas 2 semanas, que arrancaron con mi sueño de correr en el IM de Hawaii y han terminado con turismo por una "pequeña" parte de la Costa Oeste Americana.


Ya ha pasado una semana desde que competí en el IM y no he hecho ninguna actividad física, continuaré así algunas semanas más, buscando regenerarme física y psicológicamente, después de una larga temporada en la que he acabado muy justito de ambas. Espero así, volver con toda la ilusión y ganas del mundo a entrenar y preparar mi próxima temporada.



¡A descansar!


viernes, 14 de octubre de 2011

Finisher en el IM de Hawaii 2011

Todavía desde tierras americanas y apurando mis últimos días de vacaciones, he sacado algunos minutos, para ir completando mi crónica del Ironman de Hawaii.
Sí,  conseguí ser Finisher en el IM de Hawaii, como ya muchos de vosotros sabréis y con ello, cumplí uno de mis sueños, desde que comenzara a practicar triatlón.


Ahora ya puedo decir, que he culminado el fin del camino que buscaba y que sinceramente, no me ha defraudado en absoluto todo lo vivido en el mismo. Es cierto también, que el camino de preparación para la competición se me hizo más duro de lo que a priori pensé, tanto por la exigencia del entreno, como por la lesión que arrastré durante los meses de preparación y que todavía me acompaña. Durante los días previos en Hawaii, sí, todo era como esperaba, un lugar paradisíaco, en el que además, podía practicar el deporte que me gusta y rodeado de la mayor parte de mejores triatletas mundiales. El día de la carrera, no fue quizá como esperaba, porque había hecho bien los deberes, para haber completado una mejor carrera, pero las carreras son así… el post carrera, pues más de lo mismo, increíble la llegada y horas posteriores a la competición y además, habiendo programado mis vacaciones laborales en USA, pues como digo, sigo disfrutando de algunas zonas de éste país.


El día D, arrancó como los posteriores, con muchos nervios y miedo, aunque puedo decir que dormí perfectamente la noche anterior. Salimos del apartamento a eso de las 5 A.M. dirección “al matadero”, en pocos minutos ya, llegábamos a la zona de marcaje y boxes, donde me numeraron y me dirijí ya a la zona de salida, pasando por boxes y viendo como los pro.s terminaban de preparar sus monturas y material.
Dirección a la salida, cómo sería mi aspecto, que me llamó la atención Mikel Calahorra, diciéndome ¿qué te pasa Rubén?¿tienes miedo?¡estás blanco! Y bueno, yo sin mayores palabras, asentí con la cabeza… enseguida me contestó, ¡Ven aquí, tú al lado mío hasta la salida!! Y así lo hice, la verdad es que a partir de ahí, fui relajándome, entre bromas suyas y conversación. De agradecer, la verdad! Me he llevado un gran concepto de Mikel en éste IM, he tenido el placer de conocerle algo más de lo poco que le conocía y no tenía el buen concepto que me ha quedado de él ahora (no es que tuviera mal concepto! ), no sé porqué, pero bueno, suele pasar…
Espectacular la salida en la bahía del Pier, en la que  con un cañonazo, los alrededor de 1600 triatletas, comenzábamos nuestra carrera. Tenía tanta incertidumbre y miedo con la natación sin miedo, que decidí tomar la salida completamente por el exterior, a la izquierda de todos, con la consabida pérdida de minutos por nadar algunos metros más, pero, puedo ésta vez, puedo decir que no me llevé ni un solo golpe y bueno, nadé bastante relajado, más de lo debido está claro, una vez visto mi tiempo.
Completada la temida natación, comenzaba realmente mi Ironman, en los dos segmentos en los que me veía mejor que nunca y en los que después de los dolores de las dos últimas semanas en el glúteo/isquio, arranqué la carrera sin apenas alguna ligera molestia. Una vez sobre la bici, me sentí bastante bien, pero un tanto agobiado por ir rodeado de muchos muchos triatletas… agobio que se incrementó y convirtió en desagradable, cuando comencé a ver clarísimo draffting, draffting que duró alrededor de 35km y que nunca hubiese esperado ver en “la meca”, sinceramente. Intenté evitarlo en todo momento, llegando incluso a frenar, para que algún pelotón se me fuera. Mi ritmo en carrera era bueno, mantenía una media de velocidad acorde con lo esperado y además, guardaba fuerzas para el final, siendo reservón con los watios que a priori me había indicado seguir mi entrenador. Todo fué sobre ruedas durante las primeras 2h de carrera, en la que mi media se mantenía en 37km/h, durante la tercera hora de carrera  y pasando por la zona de mayor dureza en mi caso, por el fuertísimo viento, la media seguía bien, a pesar de haber descendido hasta los 35km/h… a partir de ahí e incomprensiblemente, me fui desinflando! No entendía como o porqué me estaba quedando sin fuerzas, ya pensaba que me estaba reservando y me alimentaba según lo previsto… el tiempo que preveía se me esfumaba en bici y comencé entonces a hacer cálculos, confiando en mi “segura” maratón.

Bajé de la bici a correr bastante cansado, pero sin dolor en la lesión y confiaba en “mi costumbre” de correr la maratón de un IM en un tiempo aproximado de 3h15´(de los 6 IM que he hecho,  mi mejor tiempo ha sido 3h13´y el peor 3h16´), estando seguro de que corriendo así, conseguiría terminar el IM en un tiempo bueno. Nada más lejos de la realidad, salí de la carpa de boxes, tras calzarme las zapatillas de correr y enseguida noté mi estómago hincharse exageradamente y unos pinchazos inaguantables comenzaron a torturarme…. Así fui “corriendo” durante los primeros 19kms!!! Sin poder correr normal y apenas trotando entorno a 6´-6´30”/km… ni en los entrenos, cuando realizo el calentamiento o descalentamiento, puedo correr tan despacio, me es imposible y el sábado 8 de octubre, aprendí lo que es correr así, sufriendo como nunca.

Veía como los kms transcurrían sufriendo y sin señales de poder darle la vuelta a la situación, sabía que el tiempo esperado y entrenado para ésta carrera se esfumaba y por supuesto, no quise, ni se me pasó en ningún momento tirar la toalla por el objetivo principal de terminar el IM con el que había soñado. Tenía que acabarlo como fuera y así lo hice… a partir del km19, tuve algunos kms de “lucided” en los que pude recuperarme ligeramente de los problemas de estómago y “correr” algo mejor, entorno a 4´50”/5´km, con lo que, a pesar de ser un ritmo lento, me alegré de por lo menos, pensar en que el sufrimiento sería menos duradero. Fui consumiendo minutos y kms, hasta que nuevamente en el km32, comencé a desfallecer… no era por los problemas de estómago con los que arranqué a correr, sinó, por no haber comido absolutamente nada durante la maratón, por los citados problemas… no podía comer y solo me dediqué a beber mucho, por lo que en el momento del desfallecimiento era esperado. Volví a correr lento, muy lento y así hasta el final.
NUNCA, NUNCA, NUNCA, había sufrido tanto, como lo hice en éste Ironman, pero era obligado para mí, terminar ésta carrera, a pesar de los problemas estomacales que me surgieron, por todo lo que suponía para mí ser Finisher en Kona. ¿Porqué surgieron los problemas? Pues no lo sé muy bien, varios factores pudieron influir… mi experimento con la alimentación, ya que en ésta carrera y debido a las condiciones extremas de calor, decidí tirar de geles, muchos geles en bici y cambiar mi hábito de alimentarme con sólido en bici. También pudo influir las propias condiciones extremas de éste Ironman. Cómo no… ha sido mi tercer Ironman de ésta temporada y eso, supongo que también influyó… Un poco de todo…


El caso es, que puedo decir que estoy contento y, satisfecho porque sé que di todo lo que tenía y lo que no, en aquellos momentos… Me queda la espinita de no haber hecho un tiempo mejor, un tiempo para el que estoy seguro de que estaba preparado y que llevaba en las piernas, ¿quién sabe? Quizá vuelva a intentarlo en un futuro, conseguir nuevamente clasificarme y entonces, hacer una buena marca allí… pero, tiempo al tiempo.
Durante la carrera lloré varias veces, lloré de rabia por no poder dar lo que sé que tenía, debido a los problemas, lloré de dolor, por los problemas estomacales, lloré encarrilando la recta de meta, por todo los sufrido durante la competición y lloré de emoción, al finalizar la prueba, por todo lo que ha supuesto para mí.
Agradecer nuevamente a mis colaboradores Euskoman Triatloi Taldea, Milar Larramendi, Uria Sukaldeak, Ayto.Plentzia, U51 Kirolak, Asador Ongietorri, Jazki Jantzidenda, Disdira Bitxitegia, Bestiaz.com , Muno S.A., Joseba Jatetxea, Xubi Engranajes, Kiruri Jatetxea, Urbistondo Margoak, Ecológica de Menorca y Compressport, el esfuerzo que hicieron con sus aportaciones económicas o materiales, sin ellos, está claro que el camino hubiese sido mucho mucho más difícil.

Mahalo.

viernes, 7 de octubre de 2011

Dorsal 1635

Ahora sí, apuro ya las últimas horas, antes de tomar la salida del Ironman. Hoy apenas troté 15´por la mañana, con objeto de mover un poco el cuerpo, porque el resto del día, lo pasaré tumbado o con poquísimo movimiento, a excepción de una escapada relámpago a dejar mi bici y material de carrera en boxes, intentando consumir lo menos posible fuerzas, que seguro mañana echaré en falta en algunos momentos.

El miedo me sigue acompañando durante éstas horas y sinceramente, estoy deseando tomar la salida cuanto antes, para ya en carrera, olvidarme del mismo y centrarme en avanzar lo máximo y lo más rápido posible, hasta la meta de Ali Drive.

Tengo las pautas a seguir en carrera, después de hablar con mi entrenador ayer e intentaré llevarlas a cabo como siempre. No sé si él tendrá miedo o no, pero sí considero que para él debe ser muy importante que yo cruce mañana la meta y termine así un ciclo que comenzó conmigo, desde que arranqué a entrenar con él... todavía recuerdo el inicio de mi segunda temporada con él y tercera en la que yo practicaba triatlón, me enviaba la hoja excell habituál con los entrenos, completamente blanca como es lógico y con el objetivo en letras mayúsculas "ROAD TO BIG ISLAND" y yo que no estaba muy puesto en el tema, preguntaba sobre el significado...

Hace pocos minutos conversaba con mi familia y recibía sus ánimos, ánimos que seguro recordaré en muchos momentos de la carrera, ánimos como los que estoy recibiendo mediante el blog, facebook o mediante mi correo electrónico y los que espero, me puedan empujar hasta la meta, olvidando dolores o problemas que puedan surgir en carrera.

Para los más "románticos" del Ironman o simplemente para los que quieran verlo, muchos lo saben y para los que no, la prueba en imágenes la darán íntegra en http://kona.ironmanlive.com/#axzz1a8im87V0

Tick Tack Tick Tack Tick Tack...

jueves, 6 de octubre de 2011

Apurando los últimos días.

El día D se acerca y con ello, mis miedos aumentan. Es cierto que no me encuentro excesivamente nervioso, es más quizá, la sensación de miedo, de incertidumbre por lo que me encontraré en carrera y por cómo me encontraré en la misma, si podré correr sin el dolor que me acompaña los últimos días e incluso, lejos de pensar en tiempos y grandes marcas, el miedo hace que simplemente piense en poder terminar el Ironman.


Ayer dediqué el día a hacer turismo por Big Island, acompañado de la expedición Euskoman T.T., visitando sus famosos volcanes, que a día de hoy están activos e incluso de camino, pudimos conocer ya alguna de las típicas cafeterías-gasolinera americanas, esas que tantas veces ví en las películas y que por fín, tengo la suerte de poder conocer. A pesar de no hacer mayor ejercicio físico, simplemente tenía previstos 20´de carrera a pié, acabé el día agotado.

Hoy por fín, recogí mi "bolsa de corredor", en la que se encuentra todo lo necesario para la competición (dorsales, gorro natación, bolsas check-in...), lo hice nada más abrir la "Office-Registration" a las 9h y tras darme un chapuzón de 20´, durante los que he continuado sin encontrar una buena sensación nadando. Nadar sigue sin ser lo mío, pero éste año he conseguido coger un poco de feeling dentro de mi neopreno, peeeero.... en Hawaii no está permitido usar neopreno y el traje especial de natación, que sí permiten, no es más que un bañador de lycra, por lo que lo único en que pienso me ayudará, será psicológicamente, por ir digamos "cubierto-protegido" con algo.... veremos a ver si no me ahogo je je je je!!

Tras nadar y recoger la bolsa, hoy aproveché a ver la expo del IM, que es acorde al evento que se celebra. Todo tipo de material existente y novedades que aquí se presentan en éstos días. ¿Cómo no? gastar algunos $ en productos y recuerdos, para cuando añore lo aquí vivido.
Aquí algún video grabado éstos días, disfrutando del lugar y jugando con algún animalito más rápido que yo!

miércoles, 5 de octubre de 2011

Disfrutando del lugar.

Tercer día en Kona y sigo impresionado con lo que estoy viviendo por aquí.

Como cada mañana, desde que llegué, hoy me levanté temprano... muy temprano!! pero es que la vida en Big Island, comienza muyyyyyyy temprano, aunque también acaba igual. A las 6h me despertaba sin despertador, con los propios rayos de sol que poco a poco van iluminando la habitación. Nos encontramos alojados en un lugar privilegiado, a escasos 100m de la playa y es un placer poder amanecer, o ver la puesta de sol.


Desayuno y al igual que ayer, a nadar al Pier, eran las 6.45h y la carretera que me lleva allí, está ya abarrotada de gente corriendo, llegado al lugar de natación, más de lo mismo, cientos de personas esperando para realizar su entreno nadando. 30´de natación, hoy con oleaje más fuerte que ayer y sensaciones horribles... p´a variar!!


Tras la natación, 30´de carrera a pié con 2x1000m fuertecillos, en los que por una parte, me he sentido bien corriendo, pero por otra, lo he hecho con molestia en todo momento, molestia que se incrementaba al finalizar... en fin! sigo esperando poder correr sin dolor.

Éstos días, a parte de los cracks mundiales que se jugaran la victoria el sábado, se encuentran también por la isla, algunos "otros" cracks que no participarán por distintos motivos. Ayer crucé algunas palabras y algunos kms con el gran Javier Gómez Noya, que nada tiene que ver a día de hoy con el Triatlón de Larga Distancia, pero que por invitación de uno de sus sponsor, se encuentra en la isla invitado a ver el Ironman. Un tío muy majo!!

Por la tarde, aproveché a probar el traje de nadar que llevaré el sábado y fuí a nadar nuevamente con la expedición Euskoman.... ésta vez disfrutando y jugando con tortugas y peces de todo tipo. Espectacular la playa donde hoy nadamos.



lunes, 3 de octubre de 2011

Jet Lag

Segundo día en Kona y hoy ya, toma de contacto con el agua y la bicicleta. Parece que hoy, se me ha hecho más sencillo, el levantarme por la mañana. Ayer fué duro, porque realmente, no sé ni en qué hora vivo... buff!

A pesar de que no tenía previsto hacer nada en el día de ayer, quise salir a correr para ver cómo evoluciona la lesión que tengo en el glúteo y bueno, parece que va mejor, aunque como en los días anteriores, al finalizar el entreno, se queda bastante dolorida la zona. Por lo demás, 50´bajo una intensa humedad y calor, todo ello a pesar de ser las 9h de la mañana.

Aprovechamos el resto del día para hacer un poco de turismo, en la propia zona de Kailua y tras la comida, desplazándonos a la bahía de Kahalu´u, dándonos un baño con la puesta de sol, en una increíble agua cristalina, nadando entre peces de mil colores y corales preciosos.
Había escuchado muchas veces, que el IM de Hawaii, no sería más bonito que muchos de los que puedes correr en otros lugares, que el mito de Hawaii era más bien, por ser considerada la meca del Ironman, pero ya antes de correr el IM, puedo asegurar que es impresionante lo que aquí se puede ver.... es precioso y único, la vegetación inunda la isla en su mayoría, con cientos de plantas y árboles diferentes, colores y formas de todo tipo y de repente... puedes encontrarte en medio del desierto de lava. Realmente increíble!

Es una pasada poder llegar a nadar en un agua tan cristalina, ver peces de todo tipo y de todos los colores, poder nadar al lado de una tortuga o delfines, buff!! realmente es como uno de mis mejores sueños... aquí "sí se le va a uno la pinza" sí!!! je je je je je

En cuanto a lo que aquí se vive éstos días, pues bueno, sinceramente venía con miedo de lo que me podría encontrar y creo que a día de hoy... tengo más miedo aún!! todo el mundo va super "afilado", pero a la vez están super cachas, joder!! Todo el mundo parece tener el mejor material, unas bicicletas de impresión.


Ésta mañana, fuí a nadar al mítico Pier, lugar desde donde se dará la salida el sábado día 8. Eran las 7.30h y la zona estaba abarrotada de triatletas, yo llegaba acompañado de Aimar Agirresarobe y Mikel Calahorra, que pasaban a buscarme a nuestro apartamento. Tenía previsto nadar 30´y ellos también, así que perfecto, nos ponemos las gafas y al agua... ahí fué el último momento donde los ví, hasta ya volver a salir del agua... joder! iban como reactores, para mí que llevaban aletas!! Todo el mundo iba parecido, iban tan rápidos, que parecían delfines...joder!!

Una vez terminamos de nadar, nos vamos a ciclar 2h Aimar y yo, por la zona donde transcurrirá el segmento de bicicleta del IM. Al igual que en el agua, en bici la gente va como aviones, había momentos en que yo tenía cambios de ritmo cortitos y en los que ciclaba a 45km/h y había triatletas que me pasaban de manera importante...joder!

Hace 30´ya que comí, descansaré un poquito y esperaré a que Aitor, Guada, Gaizka y Nerea, pasen a recogerme por el apartamento, para hacer un poquito de turismo hoy también.

Aloha