Datos personales

Mi foto
Azkoitia, Gipuzkoa, Spain
poxpolo2003@yahoo.es

martes, 2 de agosto de 2011

Valores en la montaña

La semana pasada, charlando con un amigo, me comentaba que hoy viajaba a cumplir uno de sus sueños. Ascender el mítico Montblanc a 4810m de altitud!

Si he de ser sincero, no tengo ninguna idea de lo referente al alpinismo y escuchaba asombrado las "pequeñas" vivencias que él ha tenido en la montaña hasta ahora e ilusionado, me contaba el gran salto que dará en éstos días, subiendo ahora sí uno de los de verdad!

La verdad es que no podía o, no puedo entender, cómo se juegan la vida por subir a una gran montaña y cómo sufren por hacerlo... me recomendaba ver un reportaje emitido, sobre el rescate del malogrado navarro Iñaki Ochoa de Olza, me decía que quizá pudiese comprender un poco más el porqué.

Veía éstos días éste emocionante video, con los vellos de punta, realmente impresionante lo que se aprecia que viven allí arriba l@s alpininistas y realmente emocionante ver lo que en éste rescate se vivió... en resumen, solidaridad.

Me sigue pareciendo impresionante la forma en que arriesgan sus vidas, pero creo que tras lo que me contaba mi amigo, lo que he podido leer éstos días y viendo éste reportaje, pienso que algo muy muy especial sentirán cuando atacan éstos colosos, cuando ven espectaculares parajes solo vistos por unos pocos, cuando luchan contra los elementos o cuadno hacen cumbre en uno de sus objetivos.

Yo sé lo que he sentido tras cruzar la linea de un Ironman y pienso que solo los que lo han hecho, pueden tener una sensación de ese tipo, osea que salvando las distancias, algo así podrán decir ellos.

4 comentarios:

  1. No es todo ni tan emocionante ni tan como se dice ahora guay. Ayer mismo he estado hablando con un chabal del barrio del tema montaña estaba bastante afectado a mi me afecto bastante verle, como el tema es bastante largo nada más decirte que amputaciones en las dos manos también en los dos pies por congelaciones en un 8000 de himalaya.
    Solo decir que en este 8000 había nombres ilustres unos conocidos y otros no tanto a los cuales se les pidieron ciertas ayudas y "simplemente" dijeron que no.

    walter.

    ResponderEliminar
  2. Supongo Walter, supongo... la verdad es que no te puedo rebatir nada, porque como escribía, no controlo nada éste tema.

    Qué pasada lo del chaval éste que comentas, a eso me refería, cuando escribía que no entendía cómo se exponen a todos los riesgos que esconde la montaña.

    ResponderEliminar
  3. Kaixo, soy Egoitz!!!

    No es facil esplicar lo que uno siente en cada momento, aun y todo y dos libros que me han llegado muy a dentro. Uno es de Iñaki Ochoa de Olza "Bajo los cielos de Asia", y el otro de Juanjo San Sebastian "Cita con la cumbre". Os recomendaria leer ambos libros para enteder un poco lo que se siente en las montañas y para conocer una filosofia de vida. Porque el montañismo puede ser deporte, puede ser un hobby, puede ser una paisaje, pero muchas veces una forma de vivir la vida!!!

    ResponderEliminar
  4. Aupa Egoitz!

    Es un sentimiento similar al que yo tengo con el Ironman, mucha gente, no entiende la dedicación que le doy en muchos momentos... entrenar cuando nieva, llueve o hace frío. Por eso pienso, como tú dices, que para mí el triatlón o Ironman, es una forma de vida.

    En mi entrada, escribo que pienso que de alguna forma y salvando las distancias, los montañeros deben de sentir algo similar a lo que yo siento cuando cruzo la línea de meta de un Ironman.

    Muy bonitas las líneas que escribes y lo que entiendo, tú sientes por la montaña.

    Eskerrikasko blog.a bisitau eta idazteagatik.

    ResponderEliminar